(CNN) — Una explosión de mal clima comienza el viernes en el centro de Estados Unidos. Y puede durar hasta mediados de la próxima semana en las dos terceras partes del este del país, lo que conlleva la amenaza de tornados, granizo y vientos dañinos.

El sistema de tormentas es el mismo que condujo a lluvias torrenciales en California a principios de esta semana.

Rastree el clima severo con el rastreador de tormentas de CNN

Varias áreas del país estarán en riesgo el viernes. La amenaza más importante de tornados será en el centro de Nebraska.

Partes del oeste de Texas también están en riesgo de posibles tornados. Algunas partes de la región del Atlántico medio, incluido Washington, también podrían sufrir fuertes tormentas el viernes por la noche.

LEE: Poderosas tormentas en EE.UU. dejan al menos 3 muertos (abril 2019)

Más de 50 millones de personas podrían verse afectadas en las áreas en riesgo de clima severo, según el Centro de Predicción de Tormentas del Servicio Meteorológico Nacional.

Las tormentas probablemente afectarán áreas pobladas como Dallas, Houston y Oklahoma City. Las amenazas incluyen vientos dañinos, tornados y granizo que podría exceder el tamaño de una pelota de tenis o béisbol.

El domingo, se espera que el sistema de tormentas continúe hacia el este, apuntando a los estados del Medio Oeste como Illinois, Indiana y Michigan.

Pisándole los talones a este sistema, otro posible evento de tormenta importante aparecerá a principios de la próxima semana en partes del sur de las Planicies y el valle de Mississippi.

Las inundaciones siguen siendo una preocupación. Se espera que dos a 10,2 centímetros de lluvia caigan en un suelo ya saturado en las Planicies Centrales y el Medio Oeste Superior.

Dave Hennen y Monica Garrett de CNN contribuyeron a este informe.