La juez de la instrucción del Departamento de Justicia de esta ciudad impuso tres meses de prisión preventiva, como coerción a Amelia Calderón Ruiz, acusada de quemar con una cuchara caliente a su hija de 8 años en mano, cara y nariz, alegando la menor se comía la comida que guardaba para otra persona.

Calderón Ruiz estaba detenida en el cuartel de la Policía Nacional de Hato Mayor. Se le conocerá la medida de coerción mañana martes.

La mujer fue detenida el pasado lunes de que la Fiscalía solicitó al juez de la Instrucción una orden de allanamiento a su hogar en Libonao, de donde fue rescatada la niña.

La fiscal Marleny Guante consideró la acción de la mujer contra su hija como un acto de barbarie, que merece ser castigado por la Justicia.

Adelantó que solicitará prisión preventiva contra la mujer, mientras informó que la niña fue llevada a un centro del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani), donde recibe terapia.