Sammy Sosa dice que es hora de volver finalmente a Chicago. El Bambino del Caribe dijo al sitio TMZ Sports que busca regresar a Wrigley luego de una pausa de 12 años.

Por supuesto, Sosa ha estado desaparecido del histórico estadio desde que dejó de jugar en la década de 2000. Su lejanía se debe, principalmente, porque el presidente del equipo Tom Ricketts ha creado una situación gélida con la ex superestrella.

¿Y por qué? Ricketts ha dicho varias veces a lo largo de los años que quiere que Sosa aclare su supuesto uso de sustancias para mejorar el rendimiento (PED en inglés) antes de que los Cachorros le den la bienvenida oficialmente.

No está claro si Sosa está listo para cumplir con esas demandas, pero reitera que está listo para regresar a Chicago.

“No he vuelto a Chicago todavía, pero lo haré”, dice Sosa.

Sammy, quien dice que aún es un gran fanático de los Cachorros, dijo al sitio especializados en notas sociales que ha sido feliz viviendo su vida en Miami mientras tanto y que esa es la razón por la que aún no ha regresado a Illinois.

“No he tenido tiempo de ir a Chicago, pero lo haré”.

Por cierto, Sosa también nos dice que no ha tenido muchas oportunidades de hablar con Mark McGwire en los últimos dos años. Pero dice que una reunión con la leyenda de los Cardenales también está en sus planes pronto.

El ex jardinero derecho dio positivo a los esteroides en 2003, varios años después de su legendario duelo de jonrones con el presunto usuario de PED, McGwire. Sin embargo, en 2016, el comisionado de Grandes Ligas Rob Manfred dijo que la prueba no era concluyente, con el comentario dirigido a los votantes del Salón de la Fama que todavía no están seguros de incluir la leyenda de los Cachorros entre otros miembros de Cooperstown.

Sosa ha vivido en Miami con su esposa, Sonia Rodríguez, desde que se retiró después de la temporada 2007 con los Rangers de Texas. Mucho ha cambiado con la franquicia de los Cachorros desde que jugó, y el club ganó su primer título de la Serie Mundial en 108 años en 2016. Sosa fue parte del equipo de 2003 que perdió a los Marlins de Florida en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Sosa estuvo en su séptima aparición en las papeletas de votación de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica para el Salón de la Fama de Cooperstown. En la última contienda logró el 8.5% de los sufragios. El mínimo para mantenerse vigente es el 5%.