Rafael Nadal, que sufre un virus estomacal desde el domingo, se siente “un poco mejor” pero todavía no tiene “sensaciones superpositivas a nivel corporal”, explicó este martes, en la víspera de su debut en el Masters 1000 de Madrid.

El español debutará el miércoles en segunda ronda ante el fenómeno canadiense Felix Auger-Aliassime, 30º jugador mundial a los 18 años.

“Estoy mejor que ayer y mañana estaré mejor que hoy. Tengo tiempo para prepararme y espero estar listo y que esto no me afecte demasiado”, dijo Nadal en rueda de prensa.

“He tenido problemas en todos los torneos, llevo 18 meses así, algunos los conocéis y otros no”, continuó, añadiendo que no tiene “sensaciones superpositivas a nivel corporal” debido al virus.

El español debutará el miércoles en segunda ronda ante el fenómeno canadiense Felix Auger-Aliassime, 30º jugador mundial a los 18 años.

“La semana ha sido positiva, me he entrenado bien, es de las que me he encontrado mejor. El domingo me levanté con un virus en la barriga, vine a hacerme la foto con Ferrer y tuve que irme a casa”, explicó.

Nadal se refería a David Ferrer, que disputa en Madrid el último torneo de su sobresaliente carrera.

“La despedida de Ferrer va a ser muy emocionante y a la vez triste y mala para el deporte y el tenis español”, señaló sobre su compatriota y amigo.

También habló de Federer, que regresa a los torneos de tierra batida en la capital española tras tres años de ausencia: “Es importante, sobre todo para el marketing. Lo importante no es cómo me sienta yo sobre su vuelta, sino cómo se sientan los aficionados y el circuito, creo que es una buena noticia para todos”.

Nadal, 11 veces ganador de Roland Garros, perdió en semifinales de Montecarlo y de Barcelona, en sus dos primeros torneos de tierra batida de la temporada. Por primera vez en 15 años ha llegado a mayo sin lograr un título.