Las quemaduras que sufrieron tres menores de edad tratando de recrear un videoclip de los cantantes urbanos El Alfa y Bad Bunny, es una muestra de la desvinculación de los padres o tutores en las acciones de sus hijos y como éstos han sido desplazados por la influencia de los medios de comunicación y el internet en el rol de orientadores y protectores que deben desempeñar.

Igualmente, muestra que los niños y adolescentes de la sociedad siguen “pseudo modelos sociales” y que cada día son más vulnerables.

El planteamiento es del director del Instituto de Terapia y Psicología Familiar (INTEPSIF) y expresidente del Colegio Dominicano de Psicólogos (Codopsi), Milton Cornielle, quien, tras lamentar el hecho, dijo que “revela a todas luces cómo la influencia benefactora y cuidadora de los padres o tutores pasa a ser desplazada por la televisión la radio, las redes sociales y la internet, medios que de forma indiscriminada y sin las debidas restricciones tienen contenidos de libre acceso a todas las edades sin que se límite su uso a los permisos de lugar”.

El profesional de la conducta deploró el papel que están desempeñando los padres en la vida de sus hijos en la actualidad.

“Que los niños estén tan vulnerables a la realización de actividades como éstas también revela la situación más preocupante, que los padres estén tan desvinculados de las cosas que involucran a sus hijos. ¡Por Dios! Los niños no pueden gobernarse solos”, adujo y agregó que “los niños deben tener de modelo a sus padre y los padres deben instruirlos para que aprendan a discriminar entre lo sano y dañino o perjudicial. Los padres son responsables de mantener ambientes seguros”.

Entiende que es responsabilidad de un padre o tutor “vincularse de tal forma con sus hijos que sepan darse cuenta cuando corren peligro”.

También fomentar en ellos tanta confianza como para que le cuenten cualquier inquietud y así tengan la oportunidad de orientarlos en su propia seguridad e integridad física.

Cornielle planteó que la desintegración de un hogar o los problemas que atraviesa no debe ser excusa para el descuido de los menores. “Por más desestructurado que sea un hogar, no puede haber un nivel tan alto de descuido y negligencia por parte de los padres, que permite el espacio a que éstas cosas ocurran”, acotó.

El psicólogo fue consultado por Diario Libre en torno al caso de los tres hermanitos, uno de los cuales murió, que se quemaron cuando trataron de imitar una escena de un video de la canción “La Romana”, mejor conocida como “Fuego”. Para recrear las llamas del videoclip, los menores usaron una sustancia inflamable que su padre había dejado en un galón.

Ataca papel de las autoridades

Cornielle deploró, además, el papel de las autoridades en lo relativo a que ese tipo de contenidos llegue a los menores. “Las autoridades tienen la responsabilidad de crear o poner a funcionar instituciones que velen por la publicación y realización de actividades que fomenten valores positivos en la ciudadanía”, subrayó bajo el argumento de que “ciertamente los mensajes que se difunden en las letras, canciones y audiovisuales tienen influencia en el comportamiento de los niños, niñas y adolescentes”.

“Que los niños estén tan vulnerables a la realización de actividades como éstas también revela la situación más preocupante, que los padres estén tan desvinculados de las cosas que involucran a sus hijos”

Milton Cornielle, director del Instituto de Terapia y Psicología Familia