El problema del daño que causa el plástico al medio ambiente podría comenzar a tener solución con la aplicación de un aditivo que los convierte en biodegradable, de acuerdo con un representante de la empresa británica Symphony Enviromental.

Fernando González, representante de la firma en el país, informó que se trata de un producto o aditivo denominado D2W que biodegrada los plásticos entre seis meses y cinco años.

Se trata de un químico que se agrega a los artículos que se elaboran con plásticos y que es atractivo a microorganismos que se los comen y convierten en materia que no daña el medio ambiente y que es inofensivo a la salud, a los alimentos y al medio ambiente.

Informó que el D2W es un producto que se aplica en muchos países donde buenos resultados. Ya en la República Dominicana fue presentado a las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente, a la ciudadanía y a los productores de plástico, los cuales han recibido con agrado las informaciones.

Indicó que en el caso del ministerio de Medio Ambiente el tema está bajo estudio que fijará su posición cuando haya estudiado el producto y comprobado su eficacia.

“El planteamiento nuestro es que la tecnología de la biodegradación es una solución práctica, Confiable y económica para reducir la contaminación de los plásticos en la República Dominicana”.

Aclaró que la degradación simple destruye el objeto plástico, pero las partículas se mantienen y van a parar a la tierra, las cañadas, ríos y al mar, en cambio, los biodegradables descomponen por completo los plásticos y se convierten en materia orgánica en un proceso en el que intervienen el oxígeno, el sol, el agua y otros elementos.