El aspirante presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Temístocles Montás, afirmó que de ser elegido presidente de la República, intensificará la producción de electricidad, el servicio de agua y saneamiento, afrontará el déficit habitacional e invertirá en mejorar las telecomunicaciones para continuar con el desarrollo del país.

Al dictar una conferencia ante cientos de ingenieros, arquitectos y agrimensores en el Salón Ámbar del hotel Dominican Fiesta, Montás destacó que son los gobiernos del PLD los que han abierto el camino hacia el verdadero desarrollo de la República Dominicana.

Explicó que la elaboración de la Estrategia Nacional de Desarrollo y el impulso de los diversos programas han provocado un impacto significativo en la reducción de la pobreza y en la creación de mejores condiciones de vida para el pueblo dominicano.

Con relación al sector energía, el dirigente político prometió que va a “realizar más y mejor inversión para superar las severas deficiencias persistentes en el sector eléctrico, que son especie de carcoma de la productividad y la competitividad de la economía”.

Señaló que un gran desafío es “solucionar las grandes pérdidas de electricidad en las redes de transmisión y distribución. Adicionalmente, hay que seguir apuntalando las inversiones en gas natural y en energía renovable, y lograr una matriz energética más amigable con el medio ambiente”.

Igualmente, dijo que si bien en los últimos años el porcentaje de vivienda con acceso a agua potable se ha incrementado de 72% (2004) a un 82% en 2016, “todavía son necesarias mayores inversiones para que todos los dominicanos reciban agua” de calidad y en abundancia en sus hogares.

“Hay que asegurar los fondos necesarios para construir los acueductos que la sociedad dominicana demanda así como las instalaciones necesarias para garantizar agua y saneamiento de los principales polos turísticos del país”, expresó Montás, quien fue presentado al auditorio por el ingeniero Ramón Cruz, uno de los coordinadores del encuentro.

El aspirante presidencial peledeísta dijo que pondrá en marcha una adecuada política de vivienda, partiendo del criterio de que la construcción de igualdad social cobra mayor relieve por el derecho de grandes segmentos de la sociedad dominicana a habitar una vivienda digna en un entorno saludable.

Afirmó que con esta política busca superar el déficit habitacional de casi 800,000 viviendas entre nuevas construcciones y mejoras sustanciales a existentes para que se tornen habitables.

Además, Montás expresó que en el sector de las telecomunicaciones se empeñará en preparar el país para “los grandes desafíos que nos impone la cuarta revolución tecnológica. Si queremos fomentar el avance de la revolución digital hay que desarrollar importantes inversiones en conectividad. La banda ancha inalámbrica es uno de los aspectos en los que el país tiene una gran necesidad de inversión”, agregó.

En medio de reiteradas manifestaciones de apoyo por parte de los asistentes al acto, Montás sostuvo que en banda ancha fija la penetración es baja en el país, inferior al promedio de América Latina y el Caribe, aun cuando en banda ancha móvil la penetración es más alta que el promedio de América Latina y el Caribe. “Sin embargo, la calidad de estas conexiones es baja, pues la velocidad media de las conexiones fijas en el país es inferior a la de la región y a la de los países de la OCDE”, indicó Montás.

En cuanto al sector transporte, el líder político dijo que hay que seguir invirtiendo en carreteras, transporte urbano masivo, transporte ferroviario, en el mejoramiento de los puertos y aeropuertos y destinando fondos importantes para su mantenimiento.

“El objetivo debe ser seguir desarrollando una infraestructura vial, portuaria y aeroportuaria con capacidad y calidad para atender la demanda logística de los sectores productivos nacionales y foráneos como elementos clave para el crecimiento del comercio interior y exterior del país”, apuntó Montás.

Argumentó que para lograr ese objetivo será necesario revertir la caída en los niveles de inversión, ya que la inversión en este sector ha caído a niveles inferiores a los del periodo 2008-2012.