El interno Marlon Martínez, quien cumple 30 años de prisión por el asesinato de Emely Peguero, fue trasladado de la cárcel hacia un centro de salud, sin el trámite de los permisos correspondientes para esos casos.

La afirmación fue hecha por el procurador de la Corte de Apelación de San Francisco de Macorís, Juan Ángel Salas, quien explicó en llamadas telefónicas para investigar el procedimiento usado, se dio cuenta de que a Marlon se le autorizó la salida desde la cárcel por una “emergencia de un tobillo”.

“También llamamos a la encargada de esa cárcel (Fortaleza Juana Núñez) y lo que nos informa es que tuvo dizque una emergencia de un tobillo, pero nosotros les dijimos que no, que esa situación tenía que informamos a nosotros, porque nosotros tenemos mecanismos…” expresó Ángel Salas.

Por la muerte de Emely Peguero, de quien Marlon era novio y padre de la criatura que llevaba en su vientre, también guarda prisión su madre, Marlin Martínez.