El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, expresó hoy que los tribunales apoderados sobre los recursos sometidos por los partidos políticos en contra de la disposición que elimina el voto de arrastre en 26 provincias, tienen la última palabra que ese organismo acatará.

Sostuvo que la resolución es parte de una contradicción de la Ley Orgánica del Régimen Electoral, que en su artículo 92 establece cuatro niveles de elección, y en el párrafo cuarto del artículo 104 manda a sumarle al senador todos los votos obtenidos en la provincia.

“En una palabra, la Junta Central Electoral no es la que ha hecho esa ley. Esa ley ha sido dada y como tal, en un momento dado la ha interpretado, pero la Junta no ha hecho esa ley”, dijo Castaños Guzmán.

Insistió en que las jurisdicciones que han sido apoderadas para el conocimiento de la resolución, así como aquellas que pudieran apoderarse en un futuro, tendrán la última palabra sobre la resolución de esa institución, que deja fuera de la medida del voto de arrastre a cinco provincias y el Distrito Nacional