La Junta Central Electoral (JCE) se mantiene vigilante ante los cambios de domicilio de ciudadanos registrados en el Padrón Electoral, a fin de verificar si se trata de mudanzas fantasmas para beneficiar a determinados postulantes en las elecciones del 2020.

En ese sentido, el presidente del organismo, Julio César Castaños Guzmán, aseguró que se quedarán sin efectos todas las cédulas con cambios de domicilios sospechosos.

Llamó a los partidos a estar vigilantes a fin de detener esa vieja práctica utilizada por políticos en los periodos electorales.

“Estamos entregando todos los meses un corte del padrón con la finalidad de que ustedes lleven también el expertise y tengan en cuenta las mudanzas, pues de un momento a otro aparecen gente mudándose en masa”.

Advirtió a quienes están en esa práctica “que todo eso se echará para atrás, eso se terminó de estarse mudando caprichosamente para estar dando mayoría artificiales en algunos lugares”.

En pasadas elecciones fue necesario adoptar medidas para evitar los cambios de domicilio, tras detectarse que miles de ciudadanos realizaban traslados de forma masiva para beneficiar a determinados candidatos. Se pudo comprobar que decenas de personas sin ningún parentesco fijaban su domicilio en una misma residencia y en otros casos decían que vivían en casas sin número e inexistentes.