Londres (CNN Business) — Los futuros de petróleo crudo de EE. UU. despuntaron hasta un 4% este jueves luego de los informes de que dos petroleros habían sido atacados en el Golfo de Omán.

La agencia británica de Operaciones de Comercio Marítimo, que controla la seguridad en la región, dijo que estaba al tanto de un incidente y que Gran Bretaña y sus socios estaban investigando.

Un asesor de la agencia indicó que el incidente había ocurrido cerca del Estrecho de Ormuz, una arteria comercial vital a través de la cual pasa aproximadamente el 30% del petróleo crudo transportado por mar.

La vía fluvial une el Golfo de Omán y el Golfo Pérsico y separa a Omán de su vecino Irán.

La Quinta Flota de EE. UU., con sede en Bahrein, dijo en un comunicado que la fuerza naval estadounidense había recibido dos llamadas de socorro por separado, una a las 6:12 am hora local y una segunda a las 7:00 am.

El administrador de la embarcación Frontline dijo que uno de sus petroleros, el Front Altair, había sufrido un incendio mientras navegaba en el Golfo de Omán. La compañía no pudo dar más detalles.

El administrador de un segundo barco, el Kokuka Courageous, dijo que había lanzado una respuesta de emergencia luego de un incidente de seguridad. Dijo que la nave había sufrido daños en su casco de estribor.

Segundo incidente en dos meses

BSM Ship Management, con sede en Singapur, dijo en un comunicado que el barco estaba a unas 70 millas náuticas de Fujairah, un puerto en los Emiratos Árabes Unidos, y a unas 14 millas náuticas de la costa de Irán.

Los futuros del crudo estadounidense habían estado cotizando cerca de sus niveles más bajos en cinco meses. Pero se recuperaron cuando los operadores reaccionaron a los informes de los ataques, ganando un 2,3% para negociarse a 52.25 dólares por barril a las 4:30 am ET.

El precio del crudo Brent, el índice de referencia mundial, subió 2,4% a 61,37 dólares por barril.

Los ataques reportados este jueves ocurren después de otro incidente registrado en mayo en el que cuatro barcos fueron atacados cerca de Fujairah. En aquella ocasión, Emiratos Árabes Unidos dijo que se había tratado de un “ataque de sabotaje”.

Vasco Cotovio contribuyó a este reporte.