Nacionales

Redes sociales no otorgan derechos para dañar honra de una persona

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El comunicador Manuel Rojas manifestó que el hecho de que hoy en día se tenga mayor facilidad para comunicar a través las redes sociales no otorga un derecho para poder dañar la honra de una persona, y en tal sentido, saludó la decisión de la corte que condenó a un año de prisión al empresario Karim Abu Naba por haberlo encontrado culpable de difamación e injurias, a través de medios electrónicos.

“La difamación y la injuria tienen que ser castigadas porque no es verdad que porque usted tenga la facilidad de sentarse frente a una cámara y a un micrófono puede venir a dañar honras de una persona o de una empresa, eso no es verdad”, manifestó. 

Rojas sostuvo sus planteamientos al tiempo de referirse a la decisión que fue adoptada por la jueza de la segunda sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, Clara Luz Almonte, la cual condenó a un año de prisión a Abu Naba por hallarlo culpable de violar los artículos 21 y 22 de la Ley 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, en perjuicio de José Rafael Ariza Morillo.

El comunicador emitió sus comentarios durante su participación en el programa Políticas Públicas en Línea, el cual se transmite en la plataforma digital El Nuevo Diario TV.

(ver comentarios a partir del minuto 27:49).

También, sostuvo que las redes sociales han democratizado la comunicación en todos los países del mundo, sin embargo, consideró que las mismas han desplazado a un segundo plano el profesionalismo en dicha área. 

“Aquí la gente ha creído que tener un micrófono al frente le da una patente de corso para poder emitir la opinión que usted quiera contra quien sea. El asunto del profesionalismo en la comunicación se ha ido relegando a un segundo plano”, manifestó.



Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba