Nacionales

Informe presenta logros y desafíos de la educación pública a distancia en RD en tiempos de covid

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. -Un nuevo estudio presentado este jueves dio a conocer la percepción que tienen los padres de familia y los directores de centros educativos del sector público, respecto de la educación pública a distancia en el país, según lo planteado dentro del plan “educación para todos preservando la salud” 2020-2021.

El estudio fue realizado por la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad (IDEC) junto al Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (IDEICE),

Al ofrecer los detalles del informe, las entidades dijeron que preocupa que cerca del 9% de los padres reportaron que sus hijos no estudiaron y si lo hicieron, estudiaron menos de una hora al día.

”Además de las repercusiones en la calidad educativa, estas nulas o muy bajas horas de estudio pudieran tener impactos en las tasas de deserción del próximo año escolar. De hecho, otras investigaciones nacionales muestran tendencias preocupantes en las tasas de matrícula neta de la educación media, incluso para el año 2020”, agregaron.

Señalaron que ”no sorprende que, de acuerdo con la percepción de la mayoría de los padres y directores de centros, el aprendizaje alcanzado durante la educación a distancia fue menor o mucho menor que aquel que tenían los estudiantes cuando asistían presencialmente a los centros educativos”.

Las entidades que hicieron posible el estudio, informaron que los resultados fueron obtenidos de una encuesta aplicada a 800 padres de familia con hijos estudiando en centros educativos públicos en el país, y a 454 directores de centros educativos del sector público.

El estudio que fue realizado con el apoyo del Banco Mundial, además de una agencia de los Estados Unidos resalta que los datos se complementan además con información representativa para el Gran Santo Domingo y Santiago acerca de los ratings de televisión, herramienta clave para el Ministerio de Educación durante la educación a distancia.

En cuanto a los recursos y programas desarrollados por el gobierno, los encuestados respondieron que la gran mayoría de estudiantes inscritos en centros públicos educativos del país tuvo acceso a los cuadernillos. De igual forma, la transmisión de programas educativos por televisión o YouTube llegó a cerca del 77% de los estudiantes según lo reportado por los padres.

Mientras que los programas de radio llegaron a cerca del 11% de niños, niñas y jóvenes.

Las entidades explicaron mediante un comunicado de prensa, que los esfuerzos por repartir computadoras, tabletas y laptops a los estudiantes permitieron que cerca del 21% y 40% de los padres de primaria y secundaria respectivamente reportaran que sus hijos recibieron estas herramientas durante la pandemia.

Agregaron que ”durante la educación a distancia se dio un claro incremento en el involucramiento de los padres en la educación de sus hijos, particularmente de aquellos en el nivel primario. La gran mayoría de directores y docentes recibieron equipos tecnológicos y entrenamiento que les permitieron continuar educando a distancia”.

Entre las barreras para el aprendizaje a distancia, el informe destaca que el número de horas de estudio promedio al día es muy bajo.

La mayoría de los padres reportaron que sus hijos estudian menos de 3 horas diarias, ”un hallazgo que pudiera implicar repercusiones negativas importantes en el aprendizaje final que pueden llegar a alcanzar los estudiantes”.

A pesar del reporte de la mayoría de los padres de que sus hijos conocían y usaban los programas educativos transmitidos por televisión, datos detallados de los ratings Nielsen indican que la audiencia ha venido cayendo de manera constante y que el tiempo que los estudiantes dedican frente a la televisión es mucho menor que el planeado originalmente por el Gobierno para permitir cubrir todo el tema del currículo.

Respecto a las computadoras, laptops o tabletas, mediante un comunicado de prensa aclararon que, a pesar de los logros mencionados, aún la mayoría de los estudiantes no tiene acceso a esas herramientas y para aquellos que las tienen no hay evidencia que exista una estrategia sistémica que asegure la apropiación de estos recursos como medio de aprendizaje.

 

 

 



Source link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba