Cuando el exitoso pelotero Derek Jeter llegó como ejecutivo a los Marlins se pensó que “soplarían otros vientos”.
Sin embargo, todo va de mal en peor, y para empezar los Marlins se mudaron al sótano.
El manager Don Mattingly está en la cuerda floja y dice que si lo botan, le hacen un bien.
Las asistencia en el suelo y parece que nadie quiere a los Marlins.
Este es un equipo misterioso porque en dos ocasiones ganaron la Serie Mundial, luego cambiaban a todo el mundo, es decir que viven en un “Sube y baja”. Reportan que Los Marlins son ahora mismo un barco a la deriva, con un desánimo que se respira en el clubhouse.
El rumbo que llevan los Marlins es hacia el récord de más derrotas en una campaña que, en la era moderna, ostentan los New York Mets de 1962, que perdieron 120 partidos y sólo ganaron 42.
Recuerden que cambiaron a Giancarlo Stanton y dejaron partir a Marcell Ozuna. Un equipo sotanero desanima a los peloteros, los fanáticos, auspiciadores y hasta los periodistas.
Sígueme en Twitter, Instagram y Facebook como: @Elreydelaradio.