El mediocampista del Fulham Harvey Elliott, de apenas 16 años y 30 días, debutó en la primera división del fútbol inglés, este sábado en la visita a Wolverhampton, convirtiéndose así en el jugador más joven de la historia de la Premier League.

Elliott, nacido en Londres en abril de 2003, entró en el campo en el minuto 88, en un partido que el Fulham perdió 1-0 en el terreno de los ‘Lobos’.

Con su participación en este duelo, Elliott batió un récord que tenía otro jugador del Fulham. Estaba en poder de Matthew Briggs, que en 2007 debutó en la élite con 16 años y 65 días.

El Fulham es decimonoveno -penúltimo- en la clasificación de la Premier League y está ya matemáticamente descendido a la segunda categoría, la Championship.