Pacquiao se prepara para su posible última pelea

SU RUTINA INCLUYE CINCO COMIDAS AL DÍA PARA ENTRE SIETE Y OCHO MIL CALORIAS

Los Angeles

El desayuno en la casa de Manny Pacquiao comenzó con oraciones en silencio, seguido de más silencio alrededor de la enorme mesa de cenar, con el numeroso séquito del púgil esperando a que este tomase el primero bocado.

En el menú matutino en la casa en Hancock Park había platos de arroz, cubierto con lascas de carne de res. Un empleado colocó unos pedazos de pollo delante de Pacquiao y un pequeño plato de pescado seco para acompañar el arroz y la carne que él ya había finalizado.

No hay necesidad de cuidarse de comer mucho en los campos de entrenamiento. Cinco días antes de su pelea con Adrien Broner, Pacquaio estaba en su rutina usual de cinco comidas al día, totalizando entre 7.000 y 8.000 calorías, casi todas las cuales quemará en los ejercicios del día.

El boxeador, filántropo y senador filipino está en las postrimerías de su carrera boxística, preparándose para la que pudiera ser su última pelea. El combate con Broner el sábado no lo es — pese al precio de 74,95 dólares en pago por evento. Pacquiao se entrena con el conocimiento de que una revancha con Floyd Mayweather pudiera ocurrir en unos pocos meses si todo sale bien.