Home / Art.Opinion / Escuelas Previas

Escuelas Previas

Tres Escuelas de formación inciden en los niños antes de su entrada a la Educación formal. La del vientre de la madre o Prenatal, de la familia desde que nace hasta su ingreso en el ambiente Escolar y la que recibe del ambiente extra familiar.

En cada uno de estos ambientes recibe formación, las que va asimilando en el curso de su desarrollo reflejándola en su comportamiento cotidiano y en las actuaciones de su diario vivir.

En el caso de la Prenatal es el aprendizaje recibido antes de nacer el niño. La estimulación del feto con sonidos, movimientos y olores para ayudar al desarrollo de los sentidos del bebé. Esto, a saber de los especialistas, “le garantiza aprendizaje temprano”. Además durante su desarrollo, el feto aprende constantemente, mientras que el útero, su exposición a diferentes sonidos, olores y tactos ayuda al avance del bebé.

Con altavoces aprende a escuchar los sonidos que encontrará cuando vea la luz del mundo. Los masajes suaves al vientre de la madre ayuda al niño a aprender a relacionarse con sus padres desde antes de nacer.

Sugieren los especialistas una” alimentación adecuada para que se vaya relacionando con olores y sabores”. La forma de vida de la madre, su relación con su pareja, con el medio circundante, su trabajo, sus pensamientos, sus sentimientos, su forma de vivir, sus estados interiores, entre otras acciones, le va modelando.

Tener el cuidado de atender a estos estándares de formación desde el embarazo evita contratiempos que, a su vez, provocan deficiencias y problemas de índole personal y social que impiden su salud física y psíquica.

Es aconsejable que durante el embarazo las parejas visiten a los especialistas en la educación prenatal para evitar futuros contratiempos y garantizar la salud de su bebé.

La segunda Escuela, la de la familia, es muy delicada, extremadamente delicada, es la llamada a continuar la formación que se previó y se aplicó durante el embarazo. Esta educación la garantiza los padres. De su aplicación adecuada depende el futuro de sus vástagos. Es su deber enseñarles modales y buenas costumbres, las que, sin dudas, reflejará en la escuela desde el momento en que ingrese para recibir educación sometida a reglas, es decir, la educación formal. Como sea su formación de hogar, será su comportamiento en la escuela. Será tarea de la escuela seguirla, si es correcta o corregirla si llega con deficiencia.

Sobre Rafael Perdomo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

BIEN COMUN, EL GRAN AUSENTE

Nací y crecí en un Paraje de la Sección Mogollón de nombre ...

Fantasmas del Presidente Danilo Medina

Rubén Moreta El Presidente Danilo Medina, durante su primer ejercicio de gobierno ...